Energy

Energy
LA CASA DEL LOUNGE

WELCOME BLOG SAM & FRIENDS

martes, 12 de junio de 2012

Krishna Das - One Track Heart 1996

Buenos amigos fueron muchos mese de edicion pero alfin tengo la Discografia completa de Krishna Das, en calidad aac que es muy superior al mp3, y alguno otro cd lo veran publicado a no menos de mp3 320 kbps. Aunque anteriormente ya habia publicado algunos cd's de este autor en esta ocacion me siento totalmente comprometido con la calidad.









">




En el invierno de 1968, Krishna Das conoció a Ram Dass (Richard Alpert era profesor de Psiquiatria en Harvard, donde había trabajado con Timothy Leary, Allen Ginsberg y otros intelectuales en los estados de conciencia alterados y la experimentación con sustancias psicoactivas desde principios de los años 60) quien acababa de regresar de su primer viaje a la India. Después de vivir y viajar con Ram Dass en los EE.UU., y habiendo oído muchas historias de Ram Dass 'sobre Neem Karoli Baba (Maharajji), Krishna Das viajó a la India, donde fue bendecido a conocer y permanecer con este extraordinario gurú.

Mientras vivía en la India durante tres años, el corazón de Krishna Das fue especialmente dedicado a la práctica del Bhakti Yoga, el yoga de la devoción. Avivando el fuego de su anhelo interior, Maharajii le llevó cada vez más en la práctica de kirtan, el canto de los nombres de Dios.
Como pujari (sacerdote) del templo de Durga en el ashram de Maharajji en las estribaciones del Himalaya, Krishna Das se sumergió en el culto de la Diosa Divina.

Krishna Das pasó tanto tiempo como fue posible con Maharajji en los años que estuvo en India, abriéndose al flujo de la gracia de su gurú y purificado su corazón. A comienzos de 1973, Maharajji le indicó que regresara a Estados Unidos.

Krishna Das explica:
En el que iba a ser mi último Darshan físico con Maharaj-ji, yo estaba petrificado por el miedo de regresar a los EE.UU después de tantos años. No había usado un par de tejanos o incluso zapatos durante tanto tiempo que ya no podía imaginar lo que sería.
No le quería pedir Maharaj-ji lo que debía de hacer en América, pero de repente me espetó la pregunta en ese estado de angustia…. Maharaj-ji! ¿Cómo te puedo servir en los Estados Unidos? Él me miró con una mueca y dijo: “¿Qué es esto? Si me preguntas cómo se debe servir entonces ya no es servicio. Haz lo que quieras. "
Yo no podía creer lo que oía. ¿Cómo podría hacer lo que quería hacer y estar al servicio de él? No tenía aún esa clase de fe. Me quedé allí sentado, Estupefacto. Luego, después de un minuto o así él me miró de nuevo, sonriendo dulcemente, y me preguntó: 'Entonces, ¿cómo me vas a servir? "
Mi mente estaba en blanco. Era ya hora de irme a Delhi, para coger el avión de regreso a Estados Unidos. Él me miraba y se reía. Me incliné y le toqué los pies por última vez, y cuando levanté la vista, le vi radiante delante de mí.
Dijo de nuevo, entonces, ¿cómo me vas a servir en los Estados Unidos? Sentí que me movía en un sueño. Yo flotaba en el patio y me incliné ante él una vez más desde la distancia. Mientras lo hacía, las palabras vinieron a mí, "Te cantaré a ti en Estados Unidos”
Poco después, durante la luna llena de septiembre, Neem Karoli Baba abandonó su cuerpo.
Ahora le tenía de encontrar en el interior.
El canto, la meditación, la puja y todo el maravilloso tiempo pasado con Maharajji resultaron ser semillas que él mismo había plantado en mi corazón ... semillas que seguirán creciendo y floreciendo por su gracia.

La base del trabajo espiritual o sadhana de Krishna Das, es el compartir su corazón a través de la música y el canto, es su forma de servir a la Divinidad en su interior y en el de los demás.

Durante años, Krishna Das ha hecho numerosas peregrinaciones a la India, y ha estado con maestros y santos de varias tradiciones espirituales en su búsqueda para abrir y purificar su corazón. Vivir en la selva, en ashrams y en los lugares sagrados de la India le ha brindado la oportunidad de absorber las antiguas verdades de las culturas del continente Indio. Ha estudiado meditación budista y ha sido instruido por lamas tibetanos de diferentes linajes. Canta de forma regular en salas de concierto y centros de yoga en muchas partes del mundo. Ha enseñado junto con Ram Dass y cantado con muchos santos y yoguis en el occidente y en la India.



ENTREVISTA (Yoga journal, octubre de 2007)

Si una cosa caracteriza a Krishna Das dentro y fuera de los escenarios es su sentido del humor. Aún conserva el aspecto de hippie flaco y maduro salido de la década de los sesenta. Hasta que comienza a cantar. Entonces, su potente voz le transforma.

¿Cómo comenzó a practicar kirtan?
Empecé a cantar en la India cuando lo escuché por primera vez. Caminaba por una calle en la ciudad donde vivía y escuché los cantos saliendo de un templo, me quedé completamente estupefacto. Era tan intenso, tan extraordinariamente vibrante. Realmente estaban cantando; nunca había escuchado nada como aquello… fue un sentimiento tan increíble. Me atrajo; tenía que entrar. Eran sólo un grupo de chicos sentados sin hacer nada, ya sabes, en el suelo, tocando y cantando. Y me senté y fue increíble, y me dije: “Esto es”. No sabía… bueno, yo sabía que el canto era devocional, que era algo sagrado, pero no sabía qué era. Pero supe, lo sentí inmediatamente, que quería hacer esto, que quería aprender a hacerlo. Necesitaba hacerlo. Necesitaba una manera de conectar con una voz más profunda.

¿Por qué decidió ir a la India en primer lugar?
La razón por la que viajé a la India fue porque era realmente infeliz y estaba realmente perdido. Y no podía encontrar la manera de conseguir las cosas que quería. Me sentía alejado de la gente, mis relaciones con las mujeres eran insatisfactorias y tensas, no podía estar a gusto. Quiero decir, sólo tenía 20 años, pero aún así. Me sentía incapaz de comprometerme. Era un sentimiento horrible.

¿Cómo le ha ayudado el kirtan en su proceso de crecimiento personal?
San Juan de la Cruz, ¿has oído hablar de él? dijo: “Una palabra habló el Padre, que fue su Hijo, y ésta siempre habla en eterno silencio, y en silencio ha de ser oída el alma”. Cantar el nombre de dios es kirtan; no son sólo mantras. Los mantras pueden utilizarse para cualquier cosa. Podemos hacer mantras para que alguien se enamore de nosotros, para detener un tren, para conseguir más dinero, para herir a otras personas… Los mantras pueden utilizarse para lo que sea. El poder del sonido puede utilizarse para cualquier cosa. Esto es la específica repetición de los nombres de Dios; así es como lo llaman. Y a lo que llaman los nombres de Dios en la India es simplemente a los nombres de ese amor que existe dentro de nuestro propio corazón, a los nombres de nuestro verdadero yo. Le estás pidiendo al lugar más profundo dentro de ti mismo que salga, lo estás llamando, y estás respondiendo al mismo tiempo. Es una práctica muy profunda y muy misteriosa.

Esto podría haber sido sólo una práctica personal, pero, en cambio, canta frente a miles de personas…
Inmediatamente sientes algo cuando cantas frente a un grupo de gente. Sientes una especie de parentesco con las personas que están en la sala. Todo el mundo está allí más o menos por la misma razón.Y tienes que dar lo mejor de ti mismo. Realmente tienes que hacerlo; ésta es la forma en la que mi gurú me metió en esto, la forma en la que me “engaño”. Yo cantaba para salvarme a mi mismo, pero sabía que tenía que cantar con otras personas para hacerlo. No sé por qué. Suena raro, pero no pude hacer nada para ayudarme a mi mismo hasta que me di cuenta de que esto es lo único que puedo hacer. Pero realmente tenía que salir del armario del kirtan y manifestarlo, hacer algo frente a la gente. No podía esconderme por más tiempo; tenía que hacer esto. Y terminó convirtiéndose en un estilo de vida donde hay tantos días a la semana en los que tengo que hacer esta práctica con tanta intensidad…

También es una fuerte tentación para el ego…
Realmente creo que esto se lo debo a la gracia de mi gurú. La línea de fondo es que cuando canto podría ser sólo una persona o incluso nadie. Es una bendición en la que no tengo mérito. Cuando canto es todo lo que hago. Realmente no pienso en quién está allí, no pienso en sí les gusta o no… Espero que les guste, porque es bonito que te aprecien, pero si no lo hacen ¿qué vas a hacer? No canto para gustar; canto por ese lugar dentro de mí que es exactamente el mismo dentro de todos ellos.

¿Qué es lo más importante en la práctica?
Hacerla; simplemente hacerla. Porque estamos acostumbrados a una gratificación instantánea; quieres liberarte, quieres sentirte mejor, quieres sentirte ligero, quieres sentirte así o asá, quieres sentir tantas cosas, ¿verdad? Tenemos el objetivo de vivir cierta experiencia. Pero cuando tienes este objetivo quien lo está teniendo se hace muy fuerte. Y es de ése que quiere tener la experiencia de quien tenemos que deshacernos. Esa persona que tiene un objetivo se hace más ligera simplemente practicando y sin preocuparnos por los resultados de la práctica.Todo esto dicho, cuando practicas te estás dando permiso inmediatamente para dejarte ir de todo lo demás. Para dejar ir los pensamientos sobre ti mismo, los pensamientos sobre otros, la forma en la que nos hacemos daño a nosotros mismos, y la forma en la que herimos a los demás. Dejamos ir todo lo que nos causa dolor.

¿Cómo ha cambiado su práctica con el paso de los años?
Es tan diferente que es ridículo. Cada vez que me siento, cambia.


01. Hara Hara Mahaadeva
02. Devi Puja
03. Kali Durge
04. The Krishna Waltz
05. Hanuman Chaleesa
06. Forgiveness (Instrumental)
07. Prayer To The Goddess For Forgiveness
08. Hare (Mc)Krishna
09. Prayer To Hanuman
10. Shri Ram Jai Ram

Itunes PLUS
aac - 256 kbps
133 mb

1 comentario: